Seleccionar página

Es una duda que suele surgir a trabajadores por cuenta ajena y profesionales independientes. ¿Es necesaria? ¿Qué opinará mi empresa? ¿Y mis compañeros de trabajo?.

Pues bien, hoy vamos a ver las razones por las que sí deberías desarrollar tu marca personal aunque trabajes para una empresa y además de las razones te daré unas herramientas para hacerlo. 

marca personal - monica salvador

Como verás, soy una fiel defensora de la marca personal para directivos , para directivos y para todo tipo de profesionales que necesiten vender un producto o servicio y no olvides que sea cual sea el trabajo, al final debes tener claro que todos vendemos.

Pero quizás necesitas que refresquemos el concepto de marca personal antes de meternos en materia…

¿Qué es marca personal?

Marca personal es la forma que te perciben los demás en base a tus acciones en el mundo online y offline, a qué comunicas cómo comunicas y con qué tono lo haces. Evidentemente desarrollar tu marca personal pasa por el autoconocimiento y la autenticidad, si no es así serás una copia de alguien o estarás creando una falsa apariencia y eso no es marca personal.  

Como ya sabrás este concepto nació en 1997 con Tom Peters, el cual lo describió en su artículo de Brand Called you , la idea de la que habla nuestro querido Tom es que:  

“Somos CEOs de nuestra propia compañía y que estar en el mercado laboral  significa ser director de marketing de un marca llamada Tú”.

Ya que tenemos claro el concepto, vamos a hacer un repaso rápido por 5 beneficios que tiene para tí y por supuesto para tu empresa.

5 beneficios de trabajar tu marca personal

  1. Como hablamos antes, la marca personal de construye de dentro hacia fuera por lo que mejora el autoconocimiento y crecimiento personal.
  2. Incrementa tu visibilidad profesional y por ende la de tu empresa En un estudio realizado por Gaines Ross destaca que los directivos influyen sobre la reputación de la empresa a través de su  liderazgo y notoriedad en la opinión pública. De hecho puede llegar a suponer hasta el 50 % de la reputación de la empresa.
  3. Fomenta el mantenimiento de redes de contacto, por lo que genera mayores oportunidades de negocio.
  4. Te posiciona como un profesional importante para la empresa puesto que tu marca repercute en la misma y genera valor.
  5. Mejora tus oportunidades laborales y podrás aumentar tus ingresos.

Y si con esto aún no estás convencido o convencida escucha lo que dice Robert Moran, responsable global de Brunswick Insight y socio de Brunswick Group: “El desarrollo de la marca personal va ahora más allá de los hipsters o las celebridades, y se ha trasladado a las personas corrientes». 

«En un futuro próximo, todos seremos investigados y clasificados. Nuestro mundo se está reduciendo y la presencia digital es cada vez más importante”. Basta con teclear nuestro nombre en Google para ser plenamente conscientes de ello.

Y ahora quiero contarte una historia, te voy a hablar de Manuel, un directivo que no veía necesario trabajar su marca personal.

Historia de Manuel

Mi amigo Manuel Rodriguez llevaba 15 años trabajando en la misma multinacional, su puesto, jefe de ventas nacional del canal x. Después de varios años en el puesto, todo iba sobre ruedas. El trabajo controlado, los distintos equipos comerciales funcionaban de manera adecuada y la relación con la dirección general, dentro de los parámetros normales.

Claramente Manuel estaba en una zona de confort, no veía la necesidad de trabajar su marca personal ya que estaba seguro en su trabajo. Por otro lado, al no entender muy bien el concepto de personal branding, pensaba que si hacía algo en redes sociales, tipo publicaciones en Linkedin o un blog profesional, su empresa podría pensar que estaba buscando trabajo y eso no le interesaba.

Así que optó por el anonimato, dedujo que era mejor no arriesgarse y pasar desapercibido.

Y si en ese momento llega a tener una aplicación apropiada en su Smartphone , le hubiese salido un muñequito diciendo ¡ERROR!

¿Qué ocurrió con Manuel? Hace unos meses, su multinacional se fusionó con otra empresa igual de grande. Como era de esperar, hicieron ajustes en las plantillas de ambas empresas.  Manuel se fue al paro. ¿El motivo?  En la otra empresa había un directivo que aparte de ser un buen profesional como Manuel, había hecho visible su profesionalidad, es decir, había trabajado de forma activa y desde hacía tres años, su marca personal.

Esto hizo que fuera mejor valorado como profesional ya que se había posicionado como experto en el sector y a la empresa nacida de la fusión le interesaba contar con personas con una marca afianzada que ayudara a impulsar el nuevo proyecto.

Y colorín colorado, así cambió el cuento para Manuel.  No sólo se quedó en paro sino que encima, al no tener marca personal, le está costando muchísimo volver a incorporarse mercado laboral.

Quizás este ejemplo es un poco extremo pero aunque muchas compañías aún no valoran en exceso que sus directivos tengan marca personal, sí que será un elemento fundamental en los próximos años.  Los directivos analógicos e invisibles no serán valorados.

Hay personas que piensan que tener una marca personal es tener un perfil en Linkedin, otro en Twitter y compartir post de otras personas, muchas veces sin ni siquiera leerlos. Pues siento decir que no, esto es un pelín más complicado y requiere más trabajo.

La realidad es que desarrollar la marca personal no es una tarea fácil. Requiere tiempo, esfuerzo y dedicación diaria.

Hoy no es una opción, es más bien una responsabilidad. Si no desarrollas tu marca estarás expuesto a lo que digan los demás de ti.

Con todo esto, quizás te ha quedado claro que es conveniente trabajar la marca personal, ahora el dilema es ¿Cómo empezar?

 

Para comenzar hazte estas preguntas:

  • ¿Necesito y quiero trabajar mi marca personal?
  • ¿Puede beneficiar a mi empresa que yo tenga una marca personal?
  • ¿Qué beneficios tendré yo?
  • ¿Voy a dedicar tiempo a desarrollar mi marca?
  • ¿Cuál va a ser mi compromiso para llevar al cabo el desarrollo de mi marca?

Es conveniente que no empieces sin tener estos puntos claros ya que no es algo que inicies y después puedas dejar aparcado, sería negativo para ti.

Guía para construir tu marca personal

 

  • El primer paso es adquirir las competencias y habilidades digitales necesarias. Si aún no sabes manejarte muy bien en el mundo online, es recomendable que busques a un profesional que te asesore o un curso de marca personal y marketing digital. No basta con saber compartir una foto o un artículo. Tu marca personal requiere estrategia y por eso debes formarte.
  • A continuación vamos a definir los objetivos por el que quieres desarrollar tu  marca (notoriedad en mi sector, reinvención en otro sector, afianzar el puesto de trabajo, etc)

Este punto es muy importante ya que sin objetivos definidos, no podemos trazar una estrategia de marca.

  • El tercer punto es la realización de un DAFO personal, debes identificar tus fortalezas, tus debilidades, tus áreas a mejorar o lo que realmente te puede diferenciar del resto.
  • En el cuarto punto vamos a analizar tu público objetivo , es decir, para quién quieres ser visible. posiblemente esta pregunta tenga varias respuestas. Quieres mostrar tu marca a tu empresa, compañeros y empleados de la empresa, clientes, otras empresas…
  • Ahora toca Definición de la estrategia, es decir, lo que voy a comunicar, cómo, cuando, dónde…
  • Tu mensaje define la identidad de tu marca. Debes preparar contenidos que cautiven y que no pasen desapercibidos. Puedes utilizar texto, imágenes, post, enlaces, videos, audios, tú decides cómo transmitir tu contenido. Imagen: Como se suele decir “una imagen vale mas que mil palabras”. Debes cuidar todos los detalles de tu presencia online, es decir, tu foto de perfil, imagen de portada, presentaciones, colores y si puedes realizar un logo con el nombre profesional de tu blog
  • Selecciona los medios por los que vas a transmitir tu propuesta de valor. No hace falta que estés muchas redes sociales, debes hacer una selección: Por ejemplo, en el caso de nuestro directivo, con Linkedin, twitter y tal vez un blog o youtube. Todo va a depender de dónde esté tu público objetivo y del canal en el cual te sientas más cómodo.
    • Linkedin : Es la red profesional de referencia . El lugar adecuado para darte a conocer entre profesionales de tu sector y clientes.
    • Twitter : Es una red que, al principio, muchas personas no entienden bien pero totalmente aconsejable para desarrollar tu marca personal.
    • El Blog : Crear un blog es ideal para transmitir tus conocimientos, además, te ayudará a mejorar y profundizar en materias ya que para escribir tienes que leer mucho y documentarte.
    • Video: El contenido en video está triunfando, puedes optar por este formato si te sientes cómoda ante la cámara pero ya te adelanto que pocos clientes de los que tengo optan.
  • Comparte contenido de tu sector y empresa, no se trata sólo de generar contenido, se trata de interactuar, conversa en las redes, participa en los grupos de Linkedin que sean de tu interés, comenta en foros, etc. En definitiva “Be social, my friend”.
  • Y por último, no olvides la parte offline, tan importante como la online. El networking siempre ha existido pero por la rutina del trabajo, las obligaciones, la familia, muchas veces nos olvidamos de practicarlo. Acude a eventos, reuniones, congresos, etc. en los que puedas relacionarte con profesionales afines a tu sector.
    •  

¿Y cómo medir que estamos en el buen camino?

Google: El primer indicador que debes tener en cuenta es lo que sale cuando tecleas tu nombre completo  en google (en modo incógnito). Aparecer con numerosas entradas en la primera página no es fácil y requiere mucho trabajo.

Social Selling Index: El Indice de Venta Social en LinkedIn (SSI) es una medida que te posiciona a ti como profesional  en relación a cómo usas LinkedIn como herramienta de venta.

Esta herramienta tiene en cuenta  4 factores importantes. Estos factores son: marca profesional, público objetivo, calidad de las interacciones y relaciones de calidad.

Califica de 0 a 100 en función si se han adoptado los 4 pilares del Social Selling propuesto por Linkedin.

Y para terminar, no debes olvidar estos principios básicos para crear una marca personal.

  • Relevancia
  • Confianza
  • Notoriedad

Si necesitas trabajar tu marca personal, te puedo ayudar con mi pack de mentoring de marca personal para directivos y en breve tendrás un curso y un ebook. Si quieres enterarte de los primeros, envíame un mensaje a monica@monicasalvador.com

 

¡Abrazos virtuale!

 

 

Marca Personal para directivos y profesionales