¿Sabes qué necesitas para vender online?

Vender o no vender, esa es la cuestión.

Vender productos o servicios online es un quebradero de cabeza para muchos., según un análisis realizado por la consultora tecnológica Akimad,  el 83 % fracasa en los dos primeros años de vida por falta de estrategia mundo online .

Con esta cifra no pretendo desanimarte ni mucho menos, sólo quiero que entiendas que vender online no es montar una web y esperar a que lleguen las ventas sin hacer nada más.

Vender online requiere estrategia, trabajo y esfuerzo, por lo que es importante que conozcas los pasos que debes dar para lograr tus objetivos de venta.

Monica

Para ayudarte a entender esos pasos en los cuales debes profundizar, he creado este post, un video y un ebook para tí así que arrancamos.

A continuación te resumo los puntos que debes tener en cuenta:

10 pasos para empezar a vender online

Mentalidad vendedora

Este primer punto es fundamental ya que si no crees en lo que vendes ni piensas que vender es ayudar a los demás , es muy complicado que lo hagas. Normalmente existen una serie de creencias limitantes respecto a la venta y el primer paso es identificarlas.

Cuando éramos pequeños el vendedor típico era como el hombre del saco, incluso si alguien decía que su profesión era vendedor, las personas lo miraban mal y pensaban “pobrecito, no sabe hacer otra cosa”. Sin embargo, debes tener en cuenta que todos, absolutamente todos vendemos. 

¿Recuerdas cuando eras pequeño y querías algo de tus padres?  ¿Analizabas el mejor momento para pedirlo? ¿Desarrollabas un argumento de ventas?  Seguro que sí, como te digo, todos vendemos solo que no lo identificamos como venta. 

Revisa tus creencias limitantes respecto a la venta y cámbialas, quédate con la idea principal que vender es ayudar.

Público objetivo concreto

Un error que solemos cometer con frecuencia es intentar vender nuestros productos o servicios a personas que no son nuestro cliente ideal. Esto ocurre por miedo a dejar pasar supuestas oportunidades que ves pero si disparas a todos sitios, al final no harás diana en nada. 

Si no tenemos claro quién es nuestro cliente ideal o potencial ¿Cómo vamos a comunicarnos con ellos?

Te puedes cansar de lanzar mensajes en Instagram, Facebook o en la red social que prefieras que no vas a impactar a nadie, se perderán en el infinito.

¿Qué características tiene tu cliente ideal?

  • Tu cliente ideal es aquel que encuentra la solución a su necesidad concreta en tu producto o servicio.
  • Generalmente no regatea el precio, está feliz porque le estas dando la solución que necesitaba.
  • Te hace de altavoz, recomienda tu producto o servicio cada vez que puede.
  • Se genera una relación de confianza que puede perdurar en el tiempo.

Propuesta de valor clara y concisa

Esta es otra “piedra” para muchos emprendedores, en tu mente tienes clara tu idea, pero cuando la intentas explicar a otras personas…. la cosa se complica. Uno de los factores que impiden que vendas es no tener una propuesta de valor perfectamente entendible para tu público objetivo.

Lo primero que vamos a hacer es hacer una lista de puntos de dolor que tienen tus clientes, por ejemplo:

  • Quiero emprender pero me da pánico vender
  • estoy atascada y no logro bajar de peso

Este punto nos sirve para identificar concretamente lo que le ocurre al cliente y podemos usarlo en nuestras comunicaciones.

El siguiente punto que vas a desarrollar es pensar en las aspiraciones de tu cliente ideal, siguiendo el ejemplo anterior:

  • Deseo poder vender mis servicios sin sentirme mal por ello, confiando en que estoy dando lo mejor.

Y ahora vamos a resumir qué problemas ayudas a solucionar a tu cliente:

  • Ayudo a mis clientes a vender sus servicios online mediante estrategias de inbound marketing

En el regalo que tengo para tí, tienes una serie de ejercicios para redactar tu propuesta de valor sin morir en el intento.

¿Que servicios ofrezces?

Te asombraría saber la cantidad de emprendedores que están trabajando su marca personal en redes sociales pero luego no tienen un servicio que vender.

En este punto quizás tú ya tengas definido un servicio, aún así te propongo que lo revises siguiendo los siguientes pasos:

  • Analiza qué servicios está ofreciendo la competencia.

En este punto piensa en si están cubriendo las necesidades de tu público objetivo y si hay oportunidad de crear algo distinto, no se trata de copiar, se trata de coger ideas para mejorar.

  • En función de las necesidades de tu cliente objetivo, apunta las maneras que se te ocurran para poder ayudarle con tus conocimientos

Te pongo un ejemplo: mentoring individual, mentoring grupal, formación online, programa de acompañamiento. 

Te aconsejo que diseñes algo con lo que te sientas cómoda. Si para tí es mejor hacer mentoring grupal con una formación en video, ese es el camino.

Establece una estrategia de precios. Yo te recomendaría tener tres precios:

  • Un precio gancho 
  • Un precio medio 
  • Un precio alto

La idea es captar clientes con el precio gancho para después llevarlos a través de nuestro funnel de ventas y que sigan comprando nuestros servicios.

Explica qué tipo de servicios ofreces, ponle un nombre atractivo, describe las características del mismo, el precio, a quién va dirigido y las preguntas frecuentes o respuestas a posibles objecciones.

Imagen corporativa

¿Aún no tienes una imagen identificable? ¿O la tienes y no sientes que represente tu proyecto?

Te voy a contar lo que me ocurrió a mi. Al principio pensé que sólo debía optar por un color, un logo cualquiera y ni siquiera me planteé nada mas. !Error!

No me sentía identificada con lo que transmitía y no entendía el motivo, y el motivo era simplemente que no me había parado a pensar en que imagen quería para mi negocio, basada en mis valores y en mis servicios.

Al principio entiendes que invertir en un diseñador para esa parte es algo que puede esperar, pero según mi experiencia es importante hacerlo. Si bien es cierto que tu marca irá evolucionando y cada cierto tiempo debes realizar cambios, seguramente serán cambios de ajuste, no un cambio global si lo hicieste bien de entrada.

Mi consejo: Ponte en manos en alguien con experiencia en branding, aunque sea una inversión , la recuperarás pronto y dará confianza a las personas que te ven.

No hay nada como ser profesional y parecerlo, aquí entra la imagen que transmites.

Redes sociales

Para empezar a vender, indudablemente una parte es estar en redes sociales, generar mucho contenido orgánico de calidad y conectar con la audiencia, es decir, ser visible. 

Mi consejo para las redes sociales es que investigues dónde se encuentra tu audiencia, una vez tengas claro  qué redes sociales son importantes para tí, escoge una principal y otra secundaria. No cometas el error de intentar estar en todas, es imposible y eso te hará perder el foco. 

Concentra tus esfuerzos en aquellas redes en las que realmente puedas conectar y crecerás mas deprisa.

Generar contenido es un trabajo arduo así que planifica bien y sobre todo, crea contenido que realmente aporte valor, no te quedes en la superficie.  Las redes sociales están llenas de personas que dicen lo mismo así que busca en tu interior y diferénciate.

Página web

La página web es tu casa, en ocasiones me han preguntado si basta con estar en redes sociales y mi opinión es que no. También debes tener tu página web ya que en las redes sociales estás de prestado. No es tu casa ni tienes los emails de tus seguidores. Si alguien te denuncia o te roban la cuenta, te quedas sin esa conexión. 

Sin embargo en tu web es menos probable que pase algo así ya que tú pagas el alojamiento, pagas el dominio  y si las personas que llegan allí se sienten indentificadas con lo que ofreces, probablemente te dejen sus datos para seguir en contacto. ¿A que mola?

Debes configurar tu web para que no sólo sea un escaparate, debe ser tu comercial. La idea es que venda en piloto automático 24/7, claro que eso lleva una serie de pasos pero para eso estamos aquí.

Respecto a la web, te aconsejo que veas este video que tengo para tí, te ayudará a definir tu web.

Lista de suscriptores

Tienes tus productos o servicios pero ¿A quién le vas a vender? Evidentemente podemos anunciar a través de redes sociales de forma orgánica pero la clave está en tener una lista de suscriptores (de más de 1000 personas).

Muchos emprendedores piensan que con hacer anuncios en redes sociales es suficiente y no es así, debes tener un grupo de personas que estén interesadas en tus productos o servicios y que deseen recibir tu información.

Crear una lista de suscriptores no es fácil, la gente no llega y te da sus datos sin más. Si lo hace es porque lo que tienes le aporta valor o le interesa muchísimo lo que tienes. Lo normal es que te deje sus datos a raíz de un Lead Magnet (siguiente punto) 

La lista es algo vivo, debes hacer que crezca continuamente ya que habrá personas que se dan de alta, otras de baja, algunas no abren los emails, otras sí….

Una vez un posible Lead o prospecto te da sus datos empieza el enamoramiento, debes afianzar la relación hasta que finalmente esa persona se convierta en cliente. ¿Y cómo se hace esto? Mediante el envío de emails que forman parte de un embudo o funnel  de ventas.

Sin duda enviar los emails adecuados es todo un arte. En estos emails debes conectar con el dolor del cliente y darle solución de forma clara y precisa.

Pero… ¿Qué herramienta utilizo para hacer esto? Hay muchas herramientas que puedes empezar a usar de forma totalmente gratis, te recomiendo Mailerlite o Maichimp.

Lead Magnet

Como te indicaba en el punto anterior, para lograr que tu lista de suscriptores crezca necesitas un Lead Magnet. Voy a ser mas específica, un lead magnet es un contenido gratuito que ofreces a cambio de un email u otros datos.

Cuando las personas llegan a tu web no van a comprar de entrada, necesitarán conocernos más y valorar si realmente somos la opción elegida. Es precisamente por eso que necesitamos que nos dejen su email. 

Cuando tenemos una lista de personas interesadas en nuestro producto o servicio, podemos establecer una estrategia de email marketing  para lograr que pasen de ser unos desconocidos que simplemente se han descargado un regalo que teníamos para ellos a ser personas con intención de compra debido al contenido que les hemos ido facilitando en nuestras comunicaciones.

No tienes que ofrecer tan solo un lead magnet. De hecho, puedes ofrecer todos los que quieras a la vez.

Tu primer funnel de ventas

Llegamos al último punto y no por ello menos importante, el funnel de ventas. 

El término de embudo de venta se usa en marketing para describir todas las etapas que recorre una persona desde que nos conoce hasta que nos compra. También verás que se le puede denominar embudo de conversión o sales funnel.

El proceso es el siguiente:

De todas las visitas que recibas solo algunas se convertirán en suscriptores.

De tus suscriptores solo algunos interactuarán con tus contenidos con regularidad (necesitas, sí o sí, un sistema de autoresponder).

Y de esos últimos, habrá una parte que sí comprará tus productos o servicios (solo si has elegido un infoproducto ganador).

Como observas, vender online requiere un proceso y manejar ciertas técnicas o bien contratar a alguien para que lo haga por tí.

A continuación puedes descargar el ebook en el cual encontrarás los 10 pasos con ejercicios para que puedas avanzar, espero que te resulte de utilidad.

Y ya sabes, sin venta no hay negocio

¡Abrazos virtuales!

.
Share This
Abrir chat